La importancia de la salud bucal en los diabéticos

El problema de la boca en las personas con esta enfermedad es la periodontitis, que duplica el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

Alrededor de dos millones y medio de habitantes en España, son diabéticos diagnosticados o no saben que padecen esta enfermedad. Estas personas deben tener en cuenta la importancia de ser evaluados a nivel odontológico periódicamente y esa costumbre la mayoría no la tienen. El problema mas común de la boca en las personas con diabetes es la enfermedad de las encías (periodontitis), la cual aumenta al doble el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria o agravar una condición coronaria preexistente y se sabe que puede desencadenar en un infarto.
Las bacterias orales afectan al corazón cuando éstas entran en el torrente sanguíneo adhiriéndose dichas bacterias a las plaquetas y placas de grasa en las arterias coronarias contribuyendo a la formación de trombos.
Las personas diabéticas no deben padecer ninguna infección aguda o crónica en ninguna parte del cuerpo, por que eso altera el nivel de azúcar y se sabe que una recuperación en un paciente diabético es complicada. El lugar donde existen mas infecciones crónicas es en la boca.

Los diabéticos que no se regulan correctamente el nivel de azúcar observan los siguientes síntomas y alteraciones en la boca: disminución del flujo de saliva dando sensación de sequedad en la boca y labios, aumentando en la flora bacteriana los hongos (cándida albicans) que producen boqueras y las bacterias anaeróbicas que producen mal aliento (halitosis); sangrado de las encías; movilidad dentaria; aumento de caries; y pérdida de dientes.

Por estos y otros motivos hago hincapié en la higiene exhaustiva de estos pacientes y en que tengan un control periódico con un odontólogo de confianza que conozca de la diabetes y sea capaz de abordar el tratamiento adecuado, eliminando los síntomas y consecuencias de esta enfermedad.  En la revisión por parte del odontólogo también puede detectar indicios a nivel de las encías de que el paciente se deba examinar la glicemia para determinar si presenta o no diabetes, o está en estado inicial de la enfermedad, y enseñar hábitos alimenticios correctos.
Mi experiencia como hijo de un odontólogo ortodoncista que sufrió diabetes desde los 20 años de edad y que conservó su dentadura en perfecto estado hasta los 75 años cuando falleció, me ha demostrado que el diagnóstico, prevención, control odontológico, higiene y educación son fundamentales para mantener una excelente salud bucal en los diabéticos.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: