“La ortodoncia en adultos se ha triplicado en los últimos 5 años”

El doctor Carlos Patiño, especialista en ortodoncia con más de 20 años de práctica exclusiva, responde las preguntas más comunes sobre el tema de ortodoncia en adultos.

¿La ortodoncia en adultos va en aumento?

Sí, cada día es mas común. La ortodoncia en adultos se ha triplicado en España en los últimos 5 años. El 35% de los pacientes tienen entre los 22 años y 42 años, y el 30% de los pacientes adultos son hombres. Realmente creo que llegarán a ser los adultos el 50% de todos los pacientes en unos años.

¿Es más largo el tratamiento en adultos que en los niños?

Hoy en día con las técnicas tan avanzadas que manejamos, como es la ortodoncia de baja fricción y arcos que funcionan con la temperatura de la boca, podemos afirmar que en muchos casos es de menos duración en los adultos que en los niños. El tiempo del tratamiento ha disminuido el 30% en los últimos años. Muchos pacientes ven terminar su tratamiento en un año o año y medio y anteriormente era de dos a dos años y medio.

¿Cómo es la ortodoncia en las personas adultas?

Puede ser metálica o transparente. La duración es exactamente la misma si hablamos de la técnica de baja fricción siendo  la diferencia  solo estética. Los braquets de zirconio son tan estéticos que pasan desapercibidos y son los que colocamos en nuestra clínica. También existe la ortodoncia lingual que es totalmente estética por estar por detrás de los dientes, pero basándome en mi experiencia no la recomiendo por ser demasiado molesta a nivel de la lengua y recordemos que la lengua es el órgano más sensible al tacto y cualquier roce causa malestar, además de la higiene que siempre es más difícil. Y existe la ortodoncia convencional con la que el tiempo de tratamiento es mayor.

¿Qué otras ventajas tienen las técnicas de ortodoncia de baja fricción?

En los pacientes adultos es muy importante el tiempo de duración del tratamiento, la cantidad de visitas al ortodoncista y el tiempo en cada consulta que, con esta técnica, durará la mitad. Con estas técnicas podemos lograr óptimos resultados en citas cada dos meses, y en la mayoría de casos sin extracciones dentarias con el 30% menos de duración que con la ortodoncia convencional.

¿Son nuevos los tratamientos en adultos?

Realmente los resultados que se logran hoy en día no se conseguían hace 10 años debido a la técnica, materiales y conocimientos de que hoy disponemos. Por esta causa cada vez es más común encontrar en nuestra consultas pacientes adultos.

¿Es muy costosa esta ortodoncia de nueva generación?

No es costosa si la miramos desde el punto de vista del resultado, menor tiempo de tratamiento y sin dolor, sin extracciones en la mayoría de los casos. Además la gente la paga con una cuota inicial y una mensualidad de 70 euros. Así que yo creo que se pueden tener los dientes alineados y sanos sin problema económico.

¿Todos los pacientes pueden colocarse esta ortodoncia de baja fricción?

Antes de todo es importante hacer un buen diagnóstico y dejar la boca completamente sana y después determinar el plan de tratamiento y sus posibilidades porque no todo paciente es indicado para llevar ortodoncia.

¿Qué le diría a un paciente que esté pensando en usar ortodoncia?

Que realmente la edad ya no es un problema para poder tener una sonrisa armónica, sana y bella y la sociedad cada vez lo valora más. Lo más importante hoy por hoy es estar tratado por un especialista bien cualificado.

 

Entrevista con el Dr. Carlos Patiño en La Opinión de Málaga

 

¿Qué problemas causa el que se queden atrapadas las muelas de juicio?

doctor carlos patiñoCausan una gran diversidad de problemas y complicaciones:

-          Problemas mecánicos: Como la fuerza de erupción de un diente dura hasta que se forma completamente la raíz, estos molares pueden empujar y desalinear los dientes ya existentes, causando apiñamiento. También pueden provocar el que atrape a los molares que se encuentran por delante de ellos.

-          Problemas infecciosos: Cuando la muela del juicio se atrapa parcialmente y sólo sale una pequeña  parte de ella, se forma en la encía en la cual se retienen los alimentos. Al no poder remover y limpiar adecuadamente, se produce una inflamación, la cual a su vez provoca más retención de alimentos hasta que se produce una infección, formándose un absceso. La inflamación se extiende hasta el carrillo y los ganglios del cuello, la persona que lo padece no puede abrir bien la boca, presenta dificultades para tragar, y un dolor muy fuerte. A esta infección se le conoce con el nombre de pericoronaritis y debe ser tratada con antibióticos específicos, limpieza, retiro del alimento atrapado y drenaje del absceso. Todo ello antes de la extracción de la muela. Las muelas de juicio al tratar de salir se inclinan y se proyectan sobre el molar que está por delante causándoles caries, desmineralización y erosión o desgaste en la zona del cuello.

-          Problemas de neuromusculares: La presión ejercida sobre los segundos molares ejercida sobre los segundos molares pueden provocar la alteración en la oclusión, ocasionando mal funcionamiento, ruido y dolor en la articulación temporomandibular (articulación de la mandíbula con la base de cráneo). Algunos pacientes refieren cefaleas 8dolores de cabeza) que pueden deberse a la presión ejercida por las muelas al tratar sin éxito de erupcionar.

-          – Problemas quísticos y tumorales: Al quedar  atrapadas las muelas, es factible que a su alrededor se formen quistes que provocan la destrucción del hueso que se encuentra alrededor de la muela. En algunas ocasiones, en el interior de estos quistes se desarrollan tumores odontogénicos (tumores de origen dentario) como el ameloblastoma, tumor sumamente, agresivo que puede alcanzar considerables dimensiones.

Llega el halímetro, detector del aliento, a Clínica Dental Doctor Carlos Patiño

La halitosis (mal aliento) es uno de los problemas más frecuentes en las personas y se calcula que más del 70% de la población lo sufre: de ese porcentaje un 30% lo tiene tan marcado que le causa problemas de rechazo por las personas que lo rodean. La mayoría no sabe el origen y hasta hace poco quedaba a criterio del odontólogo el diagnóstico, bien por su olfato o bien por una inspección de la cavidad bucal no teniendo parámetros para medir y comparar.

Hoy tenemos el halímetro y en nuestra clínica somos hasta este momento los únicos con este medio de diagnóstico en la Costa del Sol. Sirve para poder diagnosticar y medir científicamente el aliento, midiendo los compuestos sulfurados volátiles que son la principal causa de la halitosis crónica. Estos compuestos son generados por bacterias anaeróbicas que se ubican principalmente en el fondo de las encías (cuando se presenta piorreaperiodontitis-gingivitis) y en la parte posterior de la lengua.

Existen halitosis causadas por problemas bucales (la mayoría) problemas estomacales, respiratorios, por medicamentos y algunas enfermedades (diabetes) y falta de higiene.

Con el halímetro logramos una medida con la cual sabremos si existe mal aliento y en qué magnitud: se mide la cantidad de partículas por billón de compuestos sulfurados (ppb). Los valores normales para una persona que no tenga nada de mal aliento son de 70 (ppb), por encima de 120( ppb) se nota mal aliento y cuando la medición es de 150(ppb) es incomodo a una distancia de 70 centímetros. Nosotros en nuestras clínicas hemos encontrado pacientes con más de 1200(ppb) y después del diagnostico, evaluación, estudio del caso y tratamiento se ha logrado llegar a valores normales.

Creo que este adelanto tecnológico nos brinda una herramienta muy importante para dar solución a los pacientes que sufren de halitosis y las personas que las rodean que son en sí las que lo tienen que soportar. Va a revolucionar la atención odontológica y creo que en un tiempo dejaremos de ser los únicos de tener este adelanto.

La halitosis de origen bucal tiene relación con los problemas periodontales (encías), higiene, uso de seda dental, limpieza de la lengua, caries y abscesos. Por dar un ejemplo, más del 92 por ciento de la población nunca usa los limpiadores de lengua, más del 90 por ciento no usa la seda dental y nunca les han enseñado ni indicado de la importancia de estos dos hábitos que deben ser de rutina diaria.

La medición dura unos diez minutos siendo sencilla y para tomar la muestra lo ideal es después de ocho horas de la última vez que se ha cepillado los dientes y que no haya hecho ningún enjuague ni tomado alcohol en ese tiempo. Los enjuagues que tienen alcohol agravan la halitosis favoreciendo la evaporación de los gases sulfurosos.

El especialista tratará la causa y saneará la boca de infecciones. Cambiará además las malas restauraciones retentivas de placa dental, recetará los enjuagues y pasta dental ideal en cada caso y enseñará los métodos de higiene necesarios mejorando la autoestima del paciente. Si es necesario, hará las pruebas de laboratorio complementarias. Hasta este momento la gente se ha dedicado a enmascarar el mal aliento con dulces, gomas de mascar, enjuagues, aerosoles y realmente lo que se debe es eliminar la causa y ser tratada científicamente.

 Dr. Carlos Patiño (publicado en La Opinión de Málaga)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.